05 marzo 2012

Alcaudón real

6 comentarios:

Abilio dijo...

Pedazo de boca que tiene el "bixo". Debía de tener hambre o te estaba gritando para que te dieras prisa en sacarle la foto, o a lo mejor se estaba pinchando las patitas, si es que se posa en cada sitio, jajajaja.

Un abrazo

Juan T.A. dijo...

No creo que tuviese mayores problemas con los pinchos, (con el fotógrafo mejor lo dejamnos :)
En realidad su boca abierta a tope es el momento justo en el que se disponía a soltar una "egragópila"
¿que eso que es? pues eso me preguntaba yo, este ejemplar al igual que otros de su especie, es una pequeña rapaz, y cuando comen pequeños animales con pelo, plumas... su estómago no es capaz de digerir éstas, así que forman unas bolitas de restos que expulsan por la boca.
Tuve la suerte, en esta ocasión de disparar en ráfaga, y en una de las tomas captar esa bolita de restos.

Merce dijo...

Lo que yo te diga, de aqui al nido de buitriños no nos queda na :)

Nuestro Juan bien puede hacer verticales, patear bajo las inclemencias del tiempo, cargar con el equipo necesario y alcanzar el objetivo sin pestañear!!!

Que bonito, ya lo veo, cinco bebés buitres con la boca abierta graznando por papi y mami que les traigan el aperitivo, y nuestro intrépido Juan inmortalizando el momento de cuando esos enormes alados alimentan a su prole...

AAAISSSS que hariamos sin ti... ;)

Juan T.A. dijo...

A ecologista no llego Merce, por aquello de que los extremos suelen desvariar, pero como sencillo amante de la naturaleza, invadir la intimidad de un ser vivo puede acarrear consecuencias impredecibles. Acercarse a un nido de aves, puede hacer que los progenitores lo abandonen durante un tiempo. Imagínate lo que puede pasar si a esos huevos incubados les falta el calor, incluso con recién nacidos se puede llegar a que no vuelvan y los abandonen.
Me gusta la naturaleza desde el respeto mutuo, y como no me gustaría que un extraño invadiese mi casa a fotografiarme mientras como, duermo, o me aseo, aplico lo mismo para los demás seres. De aves en libertad, sin molestias, puedes esperar fotos.
Aún me quedan especies que quiero capturar, y las hay que tengo localizadas. Algún mochuelo que en su territorio usa cuatro o cinco posaderos fijos, pero que no terminamos de ponernos de acuerdo en que el día que yo aguardo en uno él tiene la querencia por otro bien distante. Llegará el día que lo consiga, que a inteligencia me gana él, pero a cabezón no. :)
Bicos

Merce dijo...

grrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Marìa Lorenzo dijo...

Bellísima imagen......a parte de ser una toma increíble por captarla en el momento más que oportuno.Enhorabuena por ella.Un saludo enorme.