24 febrero 2011

Caminos inhospitos

6 comentarios:

ANRAFERA dijo...

...y tanto que sí, pero muy vistoso¡ Muy visual. Felicitaciones. Saludos.
Ramón

Abi E. dijo...

Hola Juan y como se agradece para estar tranquilo y sacar estas fotos que haces.
Te ha quedado de fábula con la nieve y los árboles. Yo ya tengo miedo de hacer fotos con nieve si es que nieva este año por aquí, por aquello de los contrastes y que tu siempre solucionas con solvencia.

Un abrazo

Merce dijo...

Bah! Abi y como no le van a salir bien si dispara en automatico con una compacta???

Asi cualquiera...

Juan T.A. dijo...

Una fotografía se “cuece” (ojo, que no digo una buena fotografía) antes de apretar el botón, y este botón importa aunque menos si está en una compacta o una réflex.
El aspecto primordial es una fotografía es sacar el máximo partido de la luz que tienes en el encuadre. Nuestros ojos capturan un ámbito de luz muy superior al que lo hace la cámara, así que en una escena como esta, nuestros ojos abarcarán sin problemas el máximo detalle tanto en luces como en sombras.
En el caso de la cámara su margen de captura es más estrecho. En estos casos que te topas con nieve, esta es un espejo reflejando luz, con lo cual el rango entre las altas luces (nieve) y las sombras, supera las capacidades de la cámara.
Como siempre, cuando no puedes tenerlo todo hay que sacrificar algo. En una partida de ajedrez buscamos salvar la reina a toda costa sacrificando peones, aquí ocurre igual. Las zonas de nieve iluminadas por el sol directo están sobreexpuestas, quemadas. Como no representan un porcentaje muy alto de la toma, las sacrifiqué en pro de obtener detalle de las sombras.
La medición de luces está hecha en la zona del cielo y subexpuesta, uno o dos pasos, ahora no recuerdo exactamente, para lograr tener detalle en las sombras y textura en la nieve. Si hubiera medido directamente en la zona soleada de la nieve, la toma general estaría claramente subexpuesta. Corre por ahí, y alguna vez lo he probado y funciona, que si mides en puntual la nieve y sobreexpones en +2 obtienes una imagen equilibrada.
El que una fotografía sea más o menos artística, creativa, atrayente… queda en las carnes del artista, con eso se nace, y es muy difícil que se aprenda. El manejar los valores de la cámara, es algo tangible que se aprende con el tiempo, la capacidad de cada cual, o a fuerza de tozudez como en mi caso. Y eso se consigue tanto en una compacta como en una réflex.

Juan T.A. dijo...

Rectifico en el comentario anterior, donde dice: "La medición de luces está hecha en la zona del cielo y subexpuesta..." quería decir lo mismo pero "SOBREEXPUESTA"
De paso os dejo los exif: Modo M, 1/160, F8, ISO 100, y 24mm

Elena dijo...

Tomo nota! Una bellísima foto. Saludos.